Rol de la medicina preventiva


Existen múltiples enfermedades que pueden padecer las personas, algunas de las cuales no poseen cura, son denominadas enfermedades crónicas. Las mismas se prolongan durante toda la vida del individuo, existiendo tratamientos para detener o controlar su avance.
medicina preventiva
   En el otro extremo existen enfermedades agudas, que tienen un inicio y a través del tratamiento médico se puede lograr una curación de la misma, dejando o no secuelas en la persona.
En este contexto la medicina preventiva ocupa un lugar destacado para el bienestar individual y colectivo.
Las enfermedades pueden tener causa genética, ambiental o ambas. Los factores ambientales ocupan un lugar destacado tanto en el inicio como la evolución de las enfermedades. Las personas deben ser informadas sobre los distintos aspectos, dentro de sus hábitos en la posibilidad de aparición de algunas enfermedades.
   La medicina preventiva tiene su máximo rol en informar y capacitar a las personas y su familia sobre los estilos de vida que mejor contribuyen a evitar algunas enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial o la diabetes.
El fortalecimiento de una medicina preventiva no solamente disminuye los costos de atención médica sino que ofrece una mejor atención tanto más precoz y con mayores posibilidades de recuperación. Se debe estimular el rol de la medicina preventiva como eslabón fundamental para alcanzar la mejor atención de salud.