Todo sobre el dolor



El dolor es un síntoma frecuente de algunos problemas de salud, que pueden corresponder desde traumatismos hasta infecciones. Sentimos dolor gracias a múltiples receptores que están distribuidos a lo largo de nuestro cuerpo, que a través de fibras nerviosas transmiten la información al cerebro, que la procesa. Toda nuestra piel presenta receptores para el dolor, al igual que algunas cubiertas de los órganos. Una señal estimula los receptores, que nos permite responder adecuadamente, constituyendo un mecanismo de protección.
Existe un umbral del dolor, es decir, que si el estímulo recibido está por debajo de un valor, el mismo no produce dolor. Esta característica es la que determinada que tocar nuestra piel no nos produce dolor, pero si un golpe sobre la misma.

El dolor

Además el dolor es un síntoma subjetivo, es decir, que varía en cada persona, según sus características personales y emocionales. Un mismo estímulo puede producir un dolor leve en una persona, pero en otra ser interpretado como un dolor muy intenso. La relación estímulo y sensación de dolor es variable y es influida por múltiples factores.
Toda persona con dolor requiere recibir un medicamento analgésico para que se calme, existiendo múltiple fármacos que pueden ser utilizados según el caso.